Get Social With Us
15 años | Paula Frilgeira “La biblioteca no es el típico lugar aburrido en el que hay que estar en silencio”
20994
single,single-portfolio_page,postid-20994,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,content_with_no_min_height,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Paula Frilgeira

“La biblioteca no es el típico lugar aburrido en el que hay que estar en silencio”

Paula Frilgeira (25 años) es profesora de Lenguaje y Comunicación y además profesora Religión, en la Escuela Patagonia, de Punta Arenas. La escuela Patagonia cuenta con una biblioteca Viva Leer implementada por nuestra fundación.

“El espacio de la biblioteca yo lo ocupo no sólo para leer, sino que también vengo con mis alumnos. Hacemos actividades acá, tanto de clase como de teatro, porque tengo un grupo de teatro, así que son variados los usos que le doy a la biblioteca.

Visitando la biblioteca a los niños les entra la curiosidad de leer. Muchas veces ellos toman los libros y por ver las portadas, los dibujos o comentarles ellos tienen el interés de motivarse a la lectura, quieren leer y ya cuando leen un libro después continúan leyendo. Me preguntan, ¿tía qué libro es bueno?.

A mí me han gustado muchos libros de acá, no los he leído todos pero la gran mayoría son bastante buenos. Uno es Caballo de papel, El hombre de la flor, es un libro que si bien no tiene lectura, uno a través de las imágenes puede darse cuenta de que hay una historia y hay una trama bastante interesante, también está Cómo fracase en la vida, es un libro que hemos leído bastante. Ahora tengo en mis manos El aprendizaje amoroso y es un libro curioso, porque habla del amor de una pareja desde un punto bastante maduro, con unos dibujos muy interesantes, muy artísticos. Es un libro que los niños han leído mucho, entonces es una manera interesante de atraer al niño a lo que es la relación de pareja pero de una manera diferente.

La encargada de biblioteca –Rita- me ha ayudado a encontrar muchos libros. De repente vengo, le digo: “Rita, necesito tal libro”, entonces ella me dice: “Mira, está por acá”. Como ella es la encargada, sabe donde están ubicados los libros. Y también sabe cuáles son los libros que han llegado, los que se están leyendo más, los que los niños piden; eso también es un indicador para uno, para ver cuáles son los intereses de lectura de los estudiantes, porque los niños de antes no son los mismos de ahora, cambian los gustos. Y ella maneja también los libros que les gustan de acuerdo a ciertas edades.

Yo no conocía esta manera de clasificar los libros –estrellitas y colores- la conocí acá, y es una manera bastante positiva, porque el niño se va dando cuenta que hay un progreso o una evolución como lector, uno empieza primero con un libro de imágenes, después imágenes con palabras, después ya más grande en palabras y así; entonces qué es lo que le pasa al niño, el niño va a querer evolucionar como lector, tener nuevos desafíos.

Es difícil decir cuál es mi lugar favorito de aquí porque toda la biblioteca me encanta, pero mi sector favorito es en la alfombra con los puff, estar sentada ahí, ver también a los niños cuando leen, conversan, porque se da algo muy lindo acá en este sector de la alfombra, donde todos primero se pelean el sector –yo también- y acá uno se coloca a conversar de los libros, de la vida, entonces da una instancia de dialogo bastante especial. Acá se sientan, a veces juegan, pero se crean las instancias de diálogo, de relacionarse y de crecer como persona leyendo libros.

A quienes aun no han aprovechado este espacio, les debo decir que se han perdido muchas cosas buenas, los invito a que no vean la biblioteca como el típico lugar aburrido en que hay que estar en silencio y donde hay que estar serio sino que vengan a descubrir nuevas formas de conocer el mundo a través de la lectura, a través de nuevos libros. Vengan a una biblioteca entretenida, una biblioteca dinámica, en donde uno puede ser parte con los niños de esto, donde a veces no se diferencia la edad en los libros porque hay libros que son para niños pero los disfrutan también los adultos; entonces los invito a eso, a encontrarse también con esa niñez”.

Category

Viva Leer